UNA HISTORIA POR CANCIÓN 12/100

"La vi bañarse una vez y me sacó los colores. La vi desnuda y lloré, lloró conmigo la noche..."
Bajé los ojos y vi unos pies bailar invitándome a la danza más prohibida del mundo. Bajé los ojos solo para volver a repasar cada centímetro de piel con las mejillas sonrojadas y el cuerpo oculto bajo la ropa que ella abandonó.
Ella, bailarina de movimientos inconclusos. La estela de lo que a años luz hizo temblar al primer hombre.
Yo, un cazador de sueños y mariposas con las redes rotas, un melancólico cuando piensa en el destino. Sin tinta ni papel para seguir escribiéndolo; dejé los prejuicios sobre la arena, al lado de mis zapatos viejos y cobardes y las dudas. Dejé las manos deslizarse en el aire columpiándose en unos brazos cada vez más ligeros.
Caminé hacia su cintura, sus caderas, su ombligo y su pecho. Corrí y volé. Nadé. Surqué el aire más molesto del mundo para tropezarme con su boca.

Y sonrió. Y el mundo se volvió menos malo.

 Para conocer la verdadera historia... {Benijo - Andrés Suárez}

No hay comentarios :

Publicar un comentario